(ebaluazioan)
Herritarren eskaerak (jatorrizko testuak) Ingurumena, Lurralde Plangintza eta Etxebizitza
Eu

IMPLANTACIÓN DE UN ETIQUETADO DE COLORES PARA LA CORRECTA CLASIFICACIÓN DE LOS RESIDUOS

Jone(e)k
2019.eko maiatzak 28
100 %alde
Boto 1 (1/0)

Existe la ecoetiqueta, existen otros símbolos internacionales como el anillo de Möbius y sus diversas variantes o el "Tidyman". Todos ellos relacionados con el ciclo de vida del producto/subproducto. Sin embargo, son pocos los ciudadanos que conocen su significado y es también escasa la aportación al reciclaje (por no decir nula) de estos símbolos.A pesar de la existencia de estos símbolos y de numerosas campañas de sensibilización de residuos, que incluyen a su vez, diversos materiales de divulgación (imanes, panfletos, carteles...) para la correcta separación de los materiales, LA SEPARACIÓN DE LOS RESIDUOS EN ORIGEN SE SIGUE HACIENDO MAL como así lo demuestran los resultados de %de recogida selectiva, de % de impropios, de tasas de reciclaje de cada municipio/mancomunidad. Hay varios motivos para ello, de los cuales destacaría los siguientes:1) La no obligatoriedad de reciclar: para cuando va a ser obligatorio reciclar? Europa lo está exigiendo a las administraciones por lo que debería ser ya algo obligatorio para tod@s. Solo existe un sistema de recogida que controla y obliga al ciudadano y a empresas a separar correctamente sus residuos, ese sistema es el PaP. En un sistema voluntario como el de los contenedores, es mucho mas propenso a hacerlo mal, ya que el control que se puede ejercer sobre el sistema, es limitado.2)El desconocimiento del proceso de reciclado de cada fracción: el deposito de los residuos en su respectivo contenedor, no viene dado exclusivamente por el tipo de material con que está fabricado, sino por el tipo de tratamiento y el tipo de planta de reciclaje al que va dirigido. Esto supone que aunque muchos productos esten hechos de plástico, no hay que depositarlos en el contenedor de envases. Esto crea mucha confusión en la población.3) Existencia de materiales con mezcla de materiales: hay muchos embalajes y productos fabricados con diversos materiles de dificil separación, que también llevan a la confusión a la hora de su separación en origen.4) Denominación Biodegradable: este termino lleva a la confusión con el termino de compostable y por lo tanto depositarlo erroneamente en el contenedor del orgánico.Por todo lo anterior, no entiendo como aún no exista una LEY QUE OBLIGUE A LOS FABRICANTES DE LOS PRODUCTOS (INCLUIDOS SUS RESPECTIVOS EMBALAJES) A PONER UNA ETIQUETA DE COLORES (coincidiendo con los colores de cada fracción de residuos, amarillo-envases,marrón-orgánico,gris-resto,azul-papel/cartón, verde-vidrio) QUE INDIQUE CLARAMENTE EN QUE FRACCIÓN DEBE SER DEPOSITADA PARA QUE SU POSTERIOR TRATAMIENTO DE RECICLAJE SEA EL ÓPTIMO.Que nos aportaría una etiqueta de colores?:-Esta etiqueta evitaría las miles y a su vez insuficientes (x q no funcionan) campañas de sensibilización de los ciudadanos-Se podrían castigar los materiales/productos que más contaminan, es decir, todos aquellos que no se pueden reciclar (los que van a la fracción resto).-El consumidor sería más consciente a la hora de hacer la compra, ya que podría evitar comprar los productos/materieles que más contaminan.-El ciudadano y empresas no tendrían dudas a la hora de separar sus residuos en origen y mejoraría mucho la tasa de impropios de cada fracción, lo que aumentaría a su vez la tasa de reciclaje.Es una propuesta personal que llevo tiempo dándole vueltas sin saber a quién dirigirme, así que si alguien me escucha y vale para algo mi propuesta, Ongi etorri!Eskerrik asko!

Iruzkin bat
  • Faceless avatar thumb 70
    Zerbait esan nahi duzu?… iruzkindu eskaera hau
  • Ingurumena, Lurralde Plangintza eta Etxebizitza
    2019.eko ekainak 12

    Estimada Jone,

    En primer lugar agradecer tu propuesta. Efectivamente, a pesar de los instrumentos de planificación, disposiciones legales, campañas de concienciación, etc., puestos al alcance de los agentes sociales y económicos, hoy en día son aún frecuentes las ocasiones en los que el flujo de residuos no sigue las vías prescritas para ellos.

    Una parte de las causas de la inadecuada separación en origen de estos, que provoca la existencia de impropios en los sistemas de gestión/valorización de las corrientes respectivas, puede atribuirse a la dificultad de reconocer el tipo de residuo. La consecuencia es una evidente pérdida de eficiencia de los procesos de valorización y de la calidad de los productos derivados. Es un problema cuyas posibles soluciones implican cambios o evoluciones en comportamientos y pautas culturales, sociales, logísticas y de índole económica.

    Con respecto a la interesante propuesta que nos trasladas, desde el punto de vista técnico no parece a priori una medida difícil de implementar. Sin embargo, aunque la propuesta tenga un beneficio medioambiental claro, la sugerencia debería ser dirigida al Departamento de Consumo, si bien es cierto que la normativa de etiquetado de gran parte de productos es de ámbito estatal, traspuesta de normas de la Unión Europea.

    En cualquier caso, tomamos buena nota de la propuesta para poder trasladarla en los foros y comisiones de coordinación en materia de residuos en los que este Departamento está presente. Solamente desde el compromiso mutuo de ciudadanía, sector privado y administración lograremos mejoras ambientales en nuestro modelo de producción y consumo, así como en la eficiencia de nuestros sistemas de recogida y reciclado de residuos.